DECEPCIÓN. “TODO SALIÓ AL REVÉS”

14 11 2010

Cuatro eran los pilotos que podían hacerse con el título (Hamilton, Alonso, Webber y Vettel), pero solo el asturiano dependía de sí mismo para conseguir su tercer título. Por ello, todo parecía fácil para que Fernando Alonso se proclamara campeón del mundo en Abu Dhabi, al salir tercero en la clasificación tras Vettel y Hamilton, pero finalmente no fue así. Terminar séptimo no le bastó.

El nuevo campeón del mundo se llama Sebastián Vettel. A sus 23 años, se convierte en el piloto más joven en ganar el campeonato.

El equipo Red Bull lo ha ganado todo tras 5 años en la competición: han conseguido el mundial de constructores con el mejor coche y su piloto mimado ha ganado el campeonato. Desde la radio sus compañeros de equipo le felicitaban y este decía que no se lo creía con la voz entrecortada. Por su parte, Fernando Alonso era consolado por sus compañeros.

En la salida ya todo empezó mal, al ser adelantado por Button. Tambien, tuvo que salir el safety car. Pero el gran error de Ferrari fue seguir la estrategia de Webber, cambiar los neumáticos demasiado pronto, y lo han pagado caro. Por otra parte, los Renault, que en su día le dieron dos campeonatos del mundo,  fueron más rápidos que él. Petrov se ha defendido diciendo que “no era un doblado y no tenía por qué dejarle pasar”.

Al terminar la carrera, Alonso ha declarado que “tiene dos títulos mundiales y no tiene nada que demostrar”, “en el futuro habrá más títulos”.