¡QUEREMOS LA DE EUROPA!

21 04 2011

El partido contado desde el lado culé:

Una final no se juega, se gana. Y así fue, el Barcelona jugó, y el Madrid ganó, con un gol de cabeza de Cristiano Ronaldo en el tiempo de prorroga.

Tras una primera parte en la que el Barcelona no se acercó a la portería de Casillas, el Madrid pudo adelantar al conjunto blanco tras un tiro de Pepe, que se estampó contra el palo.

Por su parte, el Barcelona, tuvo un dominio claro del balón durante todo el partido, que no fue suficiente para alzarse con el título. En la segunda parte, fue mejor, pero no lo tenía todo a su favor. Un gol anulado en dudoso fuera de juego hubiera cambiado las cosas. Pocas ocasiones claras de gol para ambos equipos, en un partido con mucha rivalidad, plagado de faltas que dificultaba la continuidad de las jugadas.

Como no podía ser de otra manera, jugaron Pinto y 10 más, el portero que llevó al equipo a la final. Pinto es el portero titular de la Copa del Rey y eso no cambia aunque esa final sea contra el eterno rival. Guardiola puso su confianza en Pinto, que ha demostrado en varias ocasiones que es un gran portero y así lo hizo ayer.

Por su parte, Mou volvió a alinear a Pepe en el centro del campo, para impedir el juego elaborado desde atrás de los azulgrana, y haciendo las veces de leñador. En su propio tobillo lo sufrió Messi. Arbeloa no fue menos y dejó a Villa el recuerdo de sus tacos en la pierna. En una final se olvidan las amistades de selección.

Al final del partido y con la copa en la mano, Sergio Ramos hizo las veces de Raúl y sacó el capote. Pero en otras ocasiones fue el Barcelona el que toreó al Madrid, la última vez, con la manita en el Camp Nou, el pasado 29 de noviembre. Terminó dando la nota al caer la copa desde lo alto del autobús a pocos metros de la Cibeles.

Los nervios, la emoción, supera a los jugadores a la hora de recoger el tan deseado trofeo, y más después de 18 años sin ganar una copa del Rey. Muy criticado fue Puyol por subirse por encima del Rey para levantar la copa hace dos años. Pues bien, en esta ocasión, fue Casillas el que se saltó el protocolo: abrazo al Rey, besos a la Reina y levantar la copa por encima de su majestad. Todos somos humanos.

De vergüenza fueron los pitidos de algunos aficionados azulgrana mientras sonaba el himno de España y el corte de manga de Pepe al marcar el gol.

Un saludo madridistas. Todavía quedan dos clásicos, y esta vez está en juego la Champions.

Anuncios




UNA MANITA PARA MOU

30 11 2010

Finalmente la cantera se impuso a los galácticos y demostró lo que saben hacer, jugar al fútbol. Para mí, junto con el 2-6, el mejor clásico, ya que a parte de goleada, los de Guardiola hicieron un partidazo y el arbitro se portó, no se le puede reprochar nada. La excepción fue que la violencia quitara el protagonismo al fútbol, y es que esa fue la manera que tuvieron los blancos  de sacar  la rabia que tenían dentro al no poder hacer nada ante un gran Barça.

El Barça domino el partido de principio a fin. Ya lo aviso el gran Lionel Messi en los primeros minutos de juego cuando se saco de la manga una jugada que terminó en el palo de la portería de Casillas. Y todo terminó para el Real Madrid con el gol de Xavi Hernández en el minuto 19. A partir de ahí todo fue coser y cantar.

Frente a este gran Barça, el juego nulo del Real Madrid. Todo apuntaba a que iba a ser un partido difícil ya que los dos equipos llegaban al clásico en su mejor momento. Pero el Madrid  salió al campo con el partido perdido, no eran capaces de tocar balón y para colmo hasta Jeffren y los mete un gol, y yo creo que eso duele. Le mete un gol al que dicen es el mejor portero del mundo, que durante el partido miraba al cielo con resignación y pensando en el final mientras el Camp Nou era una fiesta y la grada hacia la ola.

Si la gente se preocupa porque Villa no marca, pues que mejor para terminar con su sequía goleadora que ante el Real Madrid y con dos goles.

íbamos a ver un gran duelo entre Cristiano Ronaldo y Messi, pero lo que vimos fue un Cristiano Ronaldo desaparecido en el campo y que decidió dar la nota dando un empujón al técnico azulgrana (más que nada por que la gente supiera que estaba en el campo). Mal por la parte de Guardiola por no darle el balón y mal por parte del portugués que nos demostró una vez más su chulería. Esto no quita que siga siendo un señor y que es un gran entrenador, hasta el Chelsea nos lo quiere quitar.

Hace una semana Ronaldo hacia las siguientes declaraciones: “¿Que el Barça nada. Vamos a ver si los mete el lunes” pues no han sido 8, han sido 5 pero pudieron ser más. Pues no han sido 8, han sido 5 pero pudieron ser más.

Para no ser menos que Cristiano, Sergio Ramos fue expulsado al final del partido que tras una dura entrada a Messi, dio un innecesario empujón a Puyol, su rival en ese momento, pero compañero en la selección española. Por muy caliente que este eso no se le hace a un compañero, no digo más. Mientras tanto Pique, raro en él pero alejado de la “pelea”, se paseaba por el campo y mostraba orgulloso a la afición la manita.

La otra cara de la moneda fue Mourinho que acostumbrados a sus ruedas de prensa, no sabía que decir, no tenía palabras, ya que su equipo no supo estar al nivel que el partido exigía. De nada le sirvió el cambio de Ozíl por Lass. Sus jugadores perdieron y no jugaron bien.

Y que mejor que para terminar, recordar las palabras de Xavi Hernández al terminar el encuentro: “fue fantástico, no recuerdo una superioridad igual. Es una maravilla sentirse así dentro del campo. Hoy es un día para ser culé”

Ir al Nou Camp a ver un partido, 300 euros, una camiseta del Barça 60 euros, meter 5 goles al Madrid… no tiene precio.