PRÓXIMO DESTINO…WEMBLEY

5 05 2011

Terminaron los clásicos y los ha habido para todos los gustos. En este último, el FC Barcelona consiguió un empate en el Nou Camp que le lleva a la final de la Champions, ante el Manchester United, su rival en su última final, que se llevaron los de Guardiola.

Por aquellas épocas Cristiano Ronaldo jugaba allí, era el jugador deseado por todos los clubes. Ahora es más aclamado por la prensa. Al igual que su entrenador Mourinho, según Guardiola “el puto amo de la sala de prensa” que decidió ver el partido desde el hotel de concentración porque en el campo no le dejaban mandar mensajes al cuerpo técnico para dar instrucciones a su equipo.

Por su parte, Messi es el centro de atención del campo. En esta ocasión, a falta de Pepe, fue Carvalho el encargado de no dejarle a sol ni a sombra, que le dedicó entradas muy duras y que estuvo a punto de ver la segunda amarilla. Amarilla que no vio, quizás, para no dar la razón a Mourinho cuando dice que ante el Barça siempre termina jugando contra diez.

Bleeckere, fue muy criticado por un gol anulado a Higuaín. La jugada venía de una falta de Piqué sobre Cristiano Ronaldo que cae encima del pie de Mascherano derribándole y que finaliza con gol del argentino. Gol bien anulado y que ni siquiera Higuaín celebró. El único error del árbitro fue al pitar falta a favor de los azulgrana. Acción que no fue protestada por los blancos que se escudan de la derrota de esta semifinal en los árbitros y en la roja que vio Pepe en el partido de ida y que según ellos ha condicionado la eliminatoria. De alguna manera hay que justificarse.

El mejor de los blancos fue su portero, Iker Casillas, que salvó de la goleada a su equipo. Lo peor por su parte, dedicarse durante el partido a hacer gestos a las cámaras de “tener mucha cara” o lo que es lo mismo, de no tener vergüenza. Otros, que no pudieron ser menos, fueron Mourinho y Ronaldo que a su llegada a Barajas hicieron gestos de robo a las cámaras.

Al terminar el partido, los jugadores, a petición de Guardiola, se quedaron en el campo: vuelta al campo, baile en el círculo central y pasillo del cuerpo técnico a los jugadores. Una muestra de agradecimiento a su afición, que estuvo todo el partido animando y pitando a los blancos cada vez que tocaban la pelota.

Celebración también dedicada a Abidal, que después de mes y medio volvía a los terrenos de juego tras haber superado un tumor de hígado. Cuando saltó al campo, se llevó una bonita ovación del público.

¿Qué vídeo pondrá Guardiola a sus jugadores para motivarlos en la final de la Champions del 28 de mayo?





¡QUEREMOS LA DE EUROPA!

21 04 2011

El partido contado desde el lado culé:

Una final no se juega, se gana. Y así fue, el Barcelona jugó, y el Madrid ganó, con un gol de cabeza de Cristiano Ronaldo en el tiempo de prorroga.

Tras una primera parte en la que el Barcelona no se acercó a la portería de Casillas, el Madrid pudo adelantar al conjunto blanco tras un tiro de Pepe, que se estampó contra el palo.

Por su parte, el Barcelona, tuvo un dominio claro del balón durante todo el partido, que no fue suficiente para alzarse con el título. En la segunda parte, fue mejor, pero no lo tenía todo a su favor. Un gol anulado en dudoso fuera de juego hubiera cambiado las cosas. Pocas ocasiones claras de gol para ambos equipos, en un partido con mucha rivalidad, plagado de faltas que dificultaba la continuidad de las jugadas.

Como no podía ser de otra manera, jugaron Pinto y 10 más, el portero que llevó al equipo a la final. Pinto es el portero titular de la Copa del Rey y eso no cambia aunque esa final sea contra el eterno rival. Guardiola puso su confianza en Pinto, que ha demostrado en varias ocasiones que es un gran portero y así lo hizo ayer.

Por su parte, Mou volvió a alinear a Pepe en el centro del campo, para impedir el juego elaborado desde atrás de los azulgrana, y haciendo las veces de leñador. En su propio tobillo lo sufrió Messi. Arbeloa no fue menos y dejó a Villa el recuerdo de sus tacos en la pierna. En una final se olvidan las amistades de selección.

Al final del partido y con la copa en la mano, Sergio Ramos hizo las veces de Raúl y sacó el capote. Pero en otras ocasiones fue el Barcelona el que toreó al Madrid, la última vez, con la manita en el Camp Nou, el pasado 29 de noviembre. Terminó dando la nota al caer la copa desde lo alto del autobús a pocos metros de la Cibeles.

Los nervios, la emoción, supera a los jugadores a la hora de recoger el tan deseado trofeo, y más después de 18 años sin ganar una copa del Rey. Muy criticado fue Puyol por subirse por encima del Rey para levantar la copa hace dos años. Pues bien, en esta ocasión, fue Casillas el que se saltó el protocolo: abrazo al Rey, besos a la Reina y levantar la copa por encima de su majestad. Todos somos humanos.

De vergüenza fueron los pitidos de algunos aficionados azulgrana mientras sonaba el himno de España y el corte de manga de Pepe al marcar el gol.

Un saludo madridistas. Todavía quedan dos clásicos, y esta vez está en juego la Champions.





EL AÑO DE LOS SUPLENTES

23 03 2011

Este año, las lesiones no están respetando a algunos de los porteros de nuestra liga, como ya vimos con Victor Valdés hace tres semanas. Por ello, los equipos se están dando cuenta que detrás de un indiscutible portero titular tiene que haber un buen portero suplente, que en algunas ocasiones hagan dudar a sus entrenadores de la titularidad de su primer portero.

Esto es lo que le está pasando en estos momentos al Sevilla. Andrés Palop, su portero titular no se encuentra en su mejor momento de forma. Una elongación en el bíceps femoral, problemas de muñeca y además de todo eso, sus problemas en el sóleo no le dejan tranquilo. Por ello, Gregorio Manzano, ha decidido dar una oportunidad a su portero suplente, Javi Varas.

Para los que no le conozcan, Javi Varas tiene 28 años y llegó al Sevilla en 2008 procedente de la segunda división, podriamos decir que fue criado en la cantera sevillista. En el siguiente vídeo, el mismo cuenta como fueron sus inicios y algunas anécdotas:

Pues bien, primero jugó ante el Sporting debido a la lesión de Palop y luego contra el Bilbao cuando este ya estaba recuperado. Pero su mejor actuación se produjo en la segunda parte del  último partido de liga en Mestalla, donde lo paró absolutamente todo. Ahora es cuando el de Pino Montano no se arrepiente de haber apostado por quedarse en el banquillo del Sevilla siempre un paso por detrás de Palop, a la espera de su oportunidad, porque lo queramos o no a todo cerdo le llega su San Martín.

Este es sólo el principio, ya que con sus actuaciones no se dejará escapar la porteria del Sevilla. No sería el primer caso, o sino solo hay que mirar al Atlético y al que en la actualidad es su portero titular, De Gea, un jovencisimo canterano que tuvo su oportunidad gracias a la lesión de Asenjo.

También con méritos propios han logrado su renovación Dani Alvés por parte del Barça y Pepe por parte del Real Madrid, que ligará a sus respectivos clubes hasta 2015 y 2016 respectivamente. Parece que estos dos equipos estan destinados a encontrarse, pero lo veremos más adelante.