UN JARRO DE AGUA FRÍA

10 12 2010

El dopaje está salpicando al deporte español. Primero fue Alberto Contador y ahora, la atleta Marta Domínguez, que en este caso está acusada de distribución de sustancias en lo que han llamado Operación Galgo, que se inició en el mes de abril. Otras 14 personas han sido detenidas. Se han realizado varios registros, entre los que se han encontrado EPO, hormonas, esteroides y bolsas de sangre.

Marta, ha quedado en libertad con cargos ya que en noviembre, anunció que iba a dejar de lado el atletismo ya que estaba embarazada. Pero aseguró que volvería  a los entrenamientos para poder disputar los Juegos Olímpicos de Londres 2012, un título que hasta el momento se le ha resistido.

A sus 35 años, la palentina, es sin duda, la mejor atleta española, lo cual ha quedado demostrado a través de su carácter luchador. Ha conseguido gran cantidad de títulos entre los que destaca el oro mundial de 3000 metros obstáculos en el año 2009, Berlín.

Para ella, un palo muy grande fue la caída que sufrió en los juegos olímpicos de Pekín en 2008, después de saltar un obstáculo cuando quedaban menos de 300 metros para llegar a la meta.

Ante una situación difícil, Marta siempre pone en su cara una sonrisa.

Marta Domínguez ante los casos de dopaje decía que “los culpables tenían que pagar”, esperemos que no nos haya decepcionado.